Tipos de Analgésicos

¿Qué es un analgésico?

Un analgésico es un medicamento que está destinado a aliviar dolores ya sea de cabeza, musculares, reumáticos y estos analgésicos son muy utilizados cuando tenemos lesiones o molestias musculares provocadas o causadas por actividades forzadas o que han atrofiado los músculos de nuestro cuerpo y que necesitan reposo o algún medicamento antinflamatorio si es que presenta hinchazón.

Bueno sin más preámbulo vamos a compartirles a ustedes los tipos de analgésicos en el siguiente artículo:

  1. Antiflamatorios no esteroideos

Los antiinflamatorios no esteroideos son un grupo de fármacos heterogéneo, cuyo representante más conocido es la aspirina. Actúan sobre todo inhibiendo a unas enzimas llamadas ciclooxigenasas cruciales en la producción de prostaglandinas, sustancias mediadoras del dolor. Corresponden al primer escalón analgésico de la OMS, junto con el paracetamol. Además de propiedades analgésicas, los AINE son antipiréticos, antinflamatorios y algunos antiagregantes plaquetarios. Tienen el inconveniente de que no se puede superar una dosis de tolerancia o techo terapéutico debido a los graves efectos adversos como es la hemorragia.

2.    Opiaceos menores

Son un grupo de sustancias la mayoría sintéticas como el tramadol que imitan con menor poder analgésico la acción de los opioides. Corresponden al segundo escalón analgésico de la OMS.

  1. Opiaceos mayores

Son un grupo de fármacos, unos naturales como la morfina y otros artificiales como el fentanilo, que actúan sobre los receptores opioides de las neuronas del sistema nervioso, imitando el poder analgésico de los opiáceos endógenos. Son los fármacos analgésicos más potentes conocidos y corresponden al tercer escalón analgésico de la OMS. Se pueden asociar y potencian su acción con los AINE, pero no es biológicamente correcto asociarlos a opiáceos menores.

Los opiáceos mayores no presentan techo terapéutico, por lo que se puede aumentar la dosis según la presencia de dolor y tolerancia del paciente. Presenta el inconveniente de que son sustancias estupefacientes y deprimen el sistema nervioso central en las primeras dosis.

  1. Farmacos adyuvantes

Aunque no son analgésicos cuando se administran aisladamente, potencian la acción de cualquier analgésico en asociación. Entre los fármacos adyuvantes analgésicos se encuentran:

  • Antidepresivos
  • Anticonvulsivantes

Aunque no se pueden incluir dentro del grupo de los analgésicos, el placebo, es decir, el efecto placebo o alivio del dolor en ausencia de un tratamiento conocido biológicamente como activo, es capaz de activar áreas cerebrales dedicadas al alivio del dolor, provocando cambios físicos en la manera en la que el cerebro responde al dolor, visible en resonancia magnética funcional, por lo que está demostrado que la confianza que deposita el paciente en un tratamiento, mejora los resultados del mismo. A pesar de todo, ninguna fase del tratamiento del dolor pasa por la utilización de placebo, porque no es ético.

Y bueno para concluir tienes que saber qué tipo de analgésico comprar para el problema que presentas en tu cuerpo porque si tenemos un dolor leve en la rodilla no nos vamos a inyectar una morfina que es un analgésico muy fuerte.